domingo, 28 de febrero de 2016

Inicio fallido de la Copa Catalana de Marxes de Resistència

Ayer se daba la salida de la 19ª Copa Catalana de Marxes de Resistència con la primera prueba puntuable: la VI Almogàver Muntanyes de Prades. A inicios de semana los medios de comunicación empiezan a alertar de un cambio brusco de tiempo de cara al fin de semana. El cambio previsto se va confirmando para la madrugada del sábado, día de la prueba. Cada día miro las previsiones del tiempo y parece que se va a desencadenar un gran temporal de lluvia y nieve. El día anterior, la organización del evento nos envía un correo electrónico confirmando la celebración de la prueba y su decisión de no suspenderla a pesar de las previsiones meteorológicas. Así que el viernes por la noche preparo la mochila, la ropa y todo el material que creo que voy a necesitar y me acuesto prontito.

El despertador suena a las 4:30 h. Tengo 1:15 h de viaje desde Tàrrega a Prades, y la prueba empieza a las 7 h. Además, quiero salir con tiempo suficiente por si acaso encuentro alguna incidencia por el camino. Como siempre, sólo me tomo un té y una tostada, a esas horas no entra nada más. Cojo todos mis bártulos y me pongo en la carretera. En Tàrrega cae agua nieve, pero al cabo de unos pocos kilómetros ya está nevando copiosamente. Ha debido de empezar hace poco, porque aún puedo conducir más o menos bien, aunque con mucha cautela. Sigo adelante y no para de nevar. Cuando llego a la ciudad de Montblanc la nevada se ha intensificado.

Prades, sábado día 27 de febrero de 2016. Foto: Joan Rubiralta.
Tomo la estrecha carretera que sube hasta Prades, tengo un par de coches por delante que deben de ir al mismo sitio que yo, y voy siguiendo sus roderas. Al cabo de unos kilómetros, uno de ellos se para a poner las cadenas. Yo no llevo; según las previsiones se esperaba mucha lluvia por la mañana, pero no nieve. Y no llego muy lejos. En una curva en subida el coche resbala y no tira. Son las 6:30 h de la mañana, aún es de noche, no veo nada por la nieve que está cayendo, estoy completamente sola, y me empiezo a poner muy nerviosa. Cada vez que intento tirar, el coche se desplaza de lado hacia la cuneta. Hace frío afuera, pero yo estoy sudando a mares. Me quedo cruzada en la carretera y no sé qué hacer. Respiro hondo, me digo a mí misma que intente tranquilizarme. Seguramente hay que estar mal de la cabeza, pero estoy pensando en que estoy a 8 km de Prades y que no voy a llegar. Y, si realizan la prueba, no voy a poder puntuar...

Coll de Belltall. Foto: Albert Ballart.
No puedo hacer otra cosa que intentar volver a casa, aunque eso tampoco va a ser tan fácil. No puedo volver por la carretera que he venido. Ya me costó bajar el Coll de Belltall y seguramente ahora será imposible subirlo. Decido desviarme 40 km hacia el oeste y tomar vías más importantes, la N-240 hasta Lleida y la A-2 hasta Tàrrega. Por fin llego a casa, temblando de pies a cabeza; son las 8:30 h y llevo unas cuantas horas conduciendo. Entonces veo el correo electrónico: a las 6:39 h la organización de la prueba anuncia que se suspende la VI Almogàvers Muntanyes de Prades y que la posponen para el sábado 19 de marzo... Con dos sensaciones contradictorias: por una parte alivio porque aún hay posibilidad de obtener los puntos y, por otra, pensando en que la organización ya podía haber enviado ese mensaje la noche anterior, cuando todos los medios de comunicación ya alertaban de la situación meteorológica de peligro...

La otra cara del día, la sensación de paz y felicidad de mis hijos jugando delante de casa:

video
Vídeo de ayer, no he configurado aún la fecha de la cámara...

Para compensar la falta de kilómetros (corriendo) de esta semana, hoy he salido a hacer 30 km por mis caminos habituales, hoy un poco fangosos después de la nieve de ayer. Buenas sensaciones, en 2 h 45 m. No hay descanso posible, ya que el próximo domingo tendrá lugar la 2ª cita de la Copa, los 54 km con 4000 m de desnivel acumulado de la 3ª Marxa del Setge de Cardona. Espero que la méteo nos respete esta vez :-)

Marxa del Setge de Cardona, 2015. Foto: organización.

¡Hasta pronto!

3 comentarios:

  1. Me puedo imaginar el susto y miedo que viviste...ufff verte sola en el coche, nevando, las ruedas que no responden ufff ufff
    Menos mal que tenías alternativas de tomar otras carreteras y volver a casa sana y salva :)
    Creo que las organizaciones de las carreras se las juegan hasta el final, solo "por si acaso", tendrán sus motivos pero viendo las predicciones no creo que iba a suceder el milagro y poniendo el riesgo a los participantes en el traslado.
    Todo indica que el próximo fin de semana tendremos buen tiempo! mucha suerte en la 2da cita de la copa! :)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  2. Quina por...
    Trobo que l'organització podria haver avisat abans, sobretot amb tots els avisos del sistema d'emergències que es van fer dies abans del cap de setmana.
    En fi, no has perdut cap punt, jeje.

    ResponderEliminar
  3. Hola, felicidades por el blog y por lo gran deportista que eres¡¡
    En relación con el dia de la carrera, es difícil de entender que la organización no hiciese nada antes, no han estado acertados y es grave, pero también creo que los propios corredores tenemos que tener sentido común. En el caso de que se hubiese dado la salida no creo que ningún corredor hubiese disfrutado de la experiencia dadas las condiciones.
    Saludos¡¡

    ResponderEliminar